BlogRead the Latest News

 

 

Nieve y otros poemas

PANAGIOTIS TZANETATOS

 

 

Nieve

 

Tiembla la tierra fría.

Muertos en los ramos los

pájaros.

Debajo de la nieve florece

el llanto de las flores.

Debajo del cielo

se oye

el sonido de una vida cristalina

que se agrieta.

Afuera está cayendo frío

la nieve como marfil está

al borde de nuestro tejado

en nuestro jardín asustado

en los rincones ocultos de nuestro

patio.

Afuera están cayendo sueños.

Ven hace calor aquí.

…………………………………………………………………………………………..

 

 

Réquiem

 

El unos se va, después del otro.

Solos. Tan jóvenes y solos

en ese mundo

que ya no queda

nada más, que

el Amor.

…………………………………………………………………………………………….

 

Entre tus puntas

de dedos

tenebroso pasa

el río de mi vida.

Un instante basta para que me pierda

dentro de ti

y después eternamente tuyo

seré.

(Inédito)

……………………………………………………………………………………..

 

Son unos instantes

que abandonaron al tiempo

y viven su vida

dentro de nosotros.

Son unos instantes

de relojes parados

que tomaron el camino

de la eternidad

a través de la memoria.

(Inédito)

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

FABIEN SANCHEZ

Poemas de “Les illusions des vivants”, Ed. Tarmac, Francia, 2019

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

L'ennui fouette le silence des survivants.

 

A l'arrière-plan,

quelques dieux chavirés

psalmodient que nous

sommes

les déchets du Temps.

 

La sieste enfin,

cousine de la mort.

Avec un vieil espoir

qui n'a jamais,

comme toi,

mordu

le visage de l'enfer.

 

 

El hastío azota el silencio de los supervivientes.

 

Al fondo,

algunos dioses zozobrados

salmodian

que somos

los desechos del Tiempo.

 

Por fin la siesta,

prima de la muerte.
Con una vieja esperanza

que nunca,

como tú,

mordió

el rostro del infierno.

 

 

**

 

 

Au loin,

sur la route,

son chant funèbre s'élève

comme la plainte

d'une fille du vent.

 

Le manteau d'une nuit

nous recouvre presque et déjà.

 

Je ne vais pas vers elle.

Je crains trop l'amour des spectres.

 

Elle doit redouter quelque chose, elle aussi.

Ma nouvelle réalité.

 

Entre nous, l'amour a toujours eu le courage

d'un fol banditisme.

 

 

A lo lejos,

en la carretera,

su canto fúnebre se eleva

como la queja

de una hija del viento.

 

El manto de una noche

nos recubre casi ya.

 

No voy hacia ella.

Temo demasiado el amor de los espectros.

 

Debe de temer algo también.

Mi nueva realidad.

 

Entre nosotros, el amor siempre tuvo el valor

de un loco bandidismo.

 

 

 

**

En mon intime,

je garde

trace

de ce que

la jeunesse

sémillante,

embrasée,

et avide

a effacé.

 

 

 

En mi intimidad,

guardo

señal

de lo que

la juventud

vivaracha,

abrasada

y ávida

borró.

 

 

**

 

 

Je m'énivre

d'être devenu

homme,

au bord

de l'enfance,

que je ne vois

plus

comme un périlleux

abîme.

 

Me embriago

de haberme vuelto

hombre,

al borde

de la infancia

que ya

no veo

como un

peligroso

abismo.

 

**

 

Je suis intoxiqué

par trop de beauté,

ici portée

jusqu'à maximité.
Cette ville appelée

La Blanche,

je ressens

que sa vision

bouleverse

le sentiment

que j'ai

de vivre

en exil.

Se dessine en moi

la volonté de mettre

le feu

à toutes mes peurs,

lors que

le soleil

me dit

tous les jours

la chance inouïe

que j'ai

d'être en vie.

J'écris pour honorer

le soleil,

même lorsque,

blessé,

je lui préfère

la nuit,

me déployant

sous elle

dans le but inavoué

de tourner le dos

à l'inachevé.

 

Estoy intoxicado

por un exceso de hermosura,

llevada aquí

hasta lo máximo.

Esta ciudad llamada

La Blanca,

siento que su visión

trastoca

el sentimiento

que tengo

de vivir

en exilio.

Se dibuja en mí

la voluntad de pegarle

fuego

a todos mis miedos,

cuando

el sol

me dice

cada día

la suerte increíble

que tengo

de estar vivo.

Escribo para honrar

al sol,

incluso cuando,

herido,

prefiero

la noche,

desplegándome

bajo ella

con el objetivo inconfesado

de darle la espalda

a  lo inacabado.

 

Publicado en VENTANA FRANCESA

 

 

Poemas de Montse Ordóñez

Traduction de Miguel Ángel Real

 

 

*Poema publicado en Estación Poesía nº14 Otoño 2018

 

 

 

Con la vida a medias

 

No sé qué hacer con esta vida a medias

las mañanas son como planetas

que de puntillas

se alejan de su órbita

las noches son como bosques

cuya densidad

cae como el plomo vencido por el miedo.

A veces

me detengo en un margen

y me quedo en silencio

como aquella mujer descalza

que por la orilla del río

iba escuchando

el susurro de las ramas.

 

Avec la vie à moitié

 

Je ne sais pas quoi faire de cette vie à moitié

les matins sont comme des planètes

qui sur la pointe des pieds

s'éloignent de leur orbite

les nuits sont comme des forêts

dont la densité

tombe comme le plomb vaincu par la peur.

Parfois

je m'arrête sur une marge

et je reste en silence

comme cette femme déchaussée

qui sur la rive du fleuve

allait en écoutant

le murmure des branches.

 

 

 

 

*Poemas pertenecientes al poemario La orilla de los nadie

 

 

Plegaria

 

No le digas a mi padre

que por las noches

sigo teniendo miedo al timbre de la puerta.

No le digas a mi padre

que desde hace tres meses y veinte días

no sonrío.

No le digas a mi padre

que la oscuridad se ha hecho mañana

y el día hostilidad.

No le digas a mi padre

que en el amanecer de los domingos

soy incapaz de escuchar a los Beatles

No le digas a mi padre

que lloro

cuando oigo el sonido de sus gestos.

No le digas a mi padre

que está siendo complicado acostumbrarme

a vivir en su madrugada.

No le digas a mi padre

que el mundo anda repleto de miedo

y que yo

muero de él.

No le digas a mi padre

que los que quedaban

se fueron lentamente.

No le digas a mi padre

que no me acostumbro a pasear

por las calles en las que aprendí a vivir de su mano.

No le digas a mi padre

que no me atrevo a observar las imágenes de la infancia

en las que nuestros rostros desprendían

la esperanza del mundo.

No le digas a mi padre

que vivo refugiada

en la biografía del silencio.

 

 

 

 

 

 

Prière

 

Ne dis pas à mon père

que la nuit

j'ai toujours peur de la sonnette de la porte.

Ne dis pas à mon père

que depuis trois mois et vingt jours

je ne souris pas.

Ne dis pas à mon père

que l'obscurité est devenue matin

et le jour hostilité.

Ne dis pas à mon père

que le dimanche à l'aube

je suis incapable d'écouter les Beatles.

Ne dis pas à mon père

que je pleure

quand j'entends le son de ses gestes.

Ne dis pas à mon père

que cela devient compliqué de m'habituer

à vivre dans son petit jour.

Ne dis pas à mon père

que le monde est rempli de peur

et que

j'en meure.

Ne dis pas à mon père

que ceux qui restaient

sont partis lentement.

Ne dis pas à mon père

que je ne m'habitue pas à me promener

dans les rues où j'ai appris à vivre de sa main.

Ne dis pas à mon père

que je n'ose pas observer les images de l'enfance

où nos visages dégageaient

l'espoir du monde.

Ne dis pas à mon père

que je vis réfugiée

dans la biographie du silence.

 

 

 

Elegía de un hombre solo

 

Llevas en ti un teatro

un trapecista

una cajita de música

y una carpa de circo.

 

Aceite de jengibre

esencia de bosquejos

anaqueles de otra historia

un réquiem

y dos poemas.

 

Llevas en ti una depresión

una ira

dos sonetos

una guitarra

y un diccionario de llantos.

 

Con eso caminas

haciendo de las calles

una elegía fingida

sufriendo de hambre vieja

frío de tres inviernos

y las fiebres de un noviembre.

 

Pobre de ti hombre solo

la intransigencia de la humanidad

convirtió tu futuro

en un holocausto

 

 

 

 

 

 

 

Elégie pour un homme seul

 

Tu portes en toi un théâtre

un trapéziste

une boîte de musique

et un chapiteau de cirque.

 

Huile de gingembre

essence d'esquisses

étagères d'une autre histoire

un réquiem

et deux poèmes.

 

Tu portes en toi une dépression

une colère

deux sonnets

une guitare

et un dictionnaire de pleurs.

 

Tu marches avec,

en faisant des rues

une élegie feinte

en souffrant d'une vieille faim

du froid de trois hivers

et des fièvres d'un novembre.

 

Ô pauvre homme seul

l'intransigence de l'humanité

a fait de ton avenir

un holocauste.

 

 

 

 

 

 

*Poemas sin nombre

 

 

 

 

III

 

Lo difícil no es irse,

lo difícil es permanecer

y escuchar como tú corazón palpita

como el de un perro

asustado por la tormenta que trata de buscar cobijo

en su propio asombro y allí se encuentra con la soledad del huérfano la hambruna de la estirpe y la tristeza de los adioses.

 

 

III

La difficulté, ce n'est pas de partir,

la difficulté, c'est de rester

et d'écouter comment ton coeur bat

comme celui d'un chien

effrayé par l'orage

qui essaye de chercher un abri

dans son propre étonnement

et il y retrouve

la solitude de l'orphelin

la famine de la lignée

et la tristesse des adieux.

 

 

VI

 

De vez en cuando

es recomendable detenerse

en el límite

para calibrar

hasta dónde llega nuestra noche

En el amanecer

ya ajustaremos cuentas

con la frontera

ya inventaremos otro sol

que consiga iluminar

el margen izquierdo de nuestro bosque.

 

 

VI

De temps en temps

il est conseillé de s'arrêter

à la limite

pour calibrer

jusqu'où porte notre nuit

A l'aube

nous réglerons nos comptes

avec la frontière

nous inventerons un autre soleil

qui arrive à illuminer

la marge gauche de notre forêt.

 

 

LOUIS BERTHOLOM

Poemas de “Paroles pour les silences à venir”, Ed. Sauvages, 2015

Traducción de Miguel Ángel Real

 

 

 

 

La grande fenêtre

 

A Bruno Geneste

 

La poésie traîne dans le ciel,

chaque aube une métaphore,

chaque crépuscule une abstraction

dans le silence.

 

La grande fenêtre,

de ses rideaux de nuages,

ses vitres de vent,

dessine des songes embués

qui tournent comme les pages

d'un illustré bariolé à n'en plus finir

de peindre le temps qui passe.

 

On pénètre une toile de Soulages

dans la nuit sans lune

quand le ciel se charge

du store épais

que chante l'effraie.

 

Dans les périodes bleues

du peintre céleste

n'avons-nous pas le cœur à l'églogue

aux messes des cigales  ?

 

Sous un toit infini

à la lucarne ouverte,

les mots, les notes

d'un dictionnaire sans reliure

pleuvent en semant ses pages.

 

Langage qui nous vient

de la grande béance

tantôt de larmes,

tantôt de fleurs blanches,

mais aussi de feu violent

à tourner les chapitres

de lectures vives, lentes,

à effacer les phrases

de sa gomme érosive.

 

La mansarde transparente,

aube, crépuscule,

azur, étoiles

d'une fenêtre cinétique,

voûte lointaine

où naît le rêve

aux parfums de liberté.

 

Quimper, le 24 janvier 2015.

 

 

EL VENTANAL

 

A Bruno Geneste

 

La poesía se arrastra por el cielo,

cada amanecer una metáfora,

cada crepúsculo una abstracción

en el silencio.

 

El ventanal,

con sus cortinas de nubes,

sus cristales de viento,

dibuja sueños empañados

que giran como las páginas

de una revista de interminables colores

que pinta el tiempo que pasa.

 

Penetramos un lienzo de Soulages

en la noche sin luna

cuando el cielo se llena

con la persiana espesa

que canta la lechuza.

 

En los períodos azules

del pintor celeste

¿no se nos va el corazón hacia la égloga,

hacia las misas de las cigarras?

 

Bajo un techo infinito

con el tragaluz abierto,

las palabras, las notas

de un diccionario sin encuadernar

llueven sembrando sus páginas.

 

Lenguaje que nos llega

de la gran hendidura

unas veces de lágrimas

otras de flores blancas,

o aun de fuego violento

para pasar los capítulos

de las lecturas vivas, lentas,

para borrar las frases

con su goma erosiva.

 

La buhardilla transparente,

amanecer, crepúsculo,

azul, estrellas

de una ventana cinética,

bóveda lejana

donde nace el sueño

con aromas de libertad.

 

Quimper, 24 de enero de 2015

 

 

 

Comme la flamme

 

L 'amour c 'est la dépendance

de l'indépendance.

            Georges Perros

 

 

Je me tiens droit comme la flamme

happe l'oxygène de l'amour

dans sa lumière tremblée

que le vent des pensées abreuve.

Je ris jaune et bleu

quand se consume l'instant

à la braise de la vie

d'une éphémère lumière.

 

Je danse, je brûle dans l'attente

de boire à la source

le fruit de la vie

qui nous prolonge comme

la flamme de la flamme,

dans les draps de la nuit,

devient la lampe

des instants éternels.

 

La vie est une soif renouvelée

par la fin où reposent les désirs

avec le clin d'oeil des étoiles,

la mémoire des éclairs

dans la foudre des âmes

qui embrasse les  moments fébriles

pour que l'ombre soit une fête

à l'aurore divin des partages.

 

 

Quimper, décembre 2013

 

 

 

COMO LA LLAMA

 

L'amour c'est la dépendance

de l'indépendance

Georges Perros

 

 

Me mantengo erguido como la llama

se traga el oxígeno del amor

con su luz temblada

que el viento de los pensamientos abreva.

Tengo una risa desganada y azul

cuando se consume el instante

ante el ascua de la vida

de una efímera luz.

 

Bailo, me quemo en la espera

de beber en la fuente

el fruto de la vida

que nos prolonga como

la llama de la llama,

en las sábanas de la noche,

se convierte en lámpara

de instantes eternos.

 

La vida es una sed renovada

por el fin donde descansan los deseos

con el guiño de las estrellas,

la memoria de los relámpagos

en el rayo de las almas

que abraza los momentos febriles

para que la sombra sea una fiesta

en la aurora divina del compartir.

 

Quimper, diciembre de 2013

 

 

 

 

 

L'usure

 

 

Le  temps s'achemine dans les veines,

traverse le corps,

brise douce, eau étale

qui hésite à quitter le lit

de ses ruminations.

 

Le temps, notion abstraite

que chacun évalue selon son usure,

relative à chaque vitesse de l'âge.

 

Le papillon s'essoufflera en quelques jours

pour se diluer dans la poussière.

 

La pierre semble éternelle,

nous ne sommes pas à l'échelle

de son apparente permanence.

 

L'âge est la mesure fixée par l'homme,

une jauge de l'existence

jusqu'à l'épuisement  fmal

sous  le ciel recommencé.

 

Distorsion des jours, des mois

à l'automne de la vie

quand s'accélère inexorablement

notre passage animé,

loyer de présence,

bail qui s'achève au dernier souffle.

 

L'absence ouvre une autre porte

dans le prolongement d'un nouveau voyage

qui ne s'usera qu'avec

la mort des étoiles.

 

Quimper, le 23 octobre 2014.

 

 

 

 

 

DESGASTE

 

 

El tiempo se encamina por las venas,

atraviesa el cuerpo,

brisa suave, agua inmóvil

que duda en dejar el cauce

de sus rumias.

 

El tiempo, noción abstracta

que cada uno valora según su desgaste,

relativo a cada ritmo de la edad.

 

La mariposa se ahogará en unos días

para diluirse en el polvo.

 

La piedra parece eterna,

no estamos hechos a escala

de su aparente permanencia.

 

La edad es la medida que el hombre fija,

un indicador de la existencia

hasta el agotamiento final

bajo el cielo recomenzado.

 

Distorsión de los días, de los meses

en el otoño de la vida

cuando se acelera inexorable

nuestro paso animado,

alquiler de presencia,

contrato que termina con el último aliento.

 

La ausencia abre otra puerta

en la prolongación de un nuevo viaje

que solo se desgastará con

la muerte de las estrellas.

 

Quimper, 23 de octubre de 2014

 

 

Avec Tomas Tranströmer

 

Dans le silence

la blancheur froide

de pure Baltique

oiseau au regard perçant

qui va, traversant

loin des horloges

des boussoles

des vacarmes du monde

savourer l'aphasie

d'un verbe nouveau,

tâter le nerf des brumes

jusqu'à l'autre rive

d'une Suède de l'esprit

de la mémoire des runes

au dédale des îles,

des vents aveugles

et la terre et la mer

de Tomas Tranströmer...

 

Quimper, le 28 mars 2015, jour même où j'apprends par

la presse le décès de Tomas Tranströmer.

 

 

 

CON TOMAS TRANSTRŐMER

 

 

 

En el silencio

la blancura fría

de puro Báltico

pájaro de mirada penetrante

que va, atravesando

lejos de los relojes

de las brújulas

de los estrépitos del mundo

a saborear la afasia

de un verbo nuevo,

a palpar el nervio de las brumas

hasta la otra orilla

de una Suecia de la mente

de la memoria de las runas

en el dédalo de las islas,

de los vientos ciegos

y la tierra y el mar

de Tomas Tranströmer...

 

 

Quimper, 28 de marzo de 2015. Poema escrito al enterarse el autor por la prensa del fallecimiento de Tomas Tranströmer (1931-2015), poeta sueco, premio Nobel de literatura en 2011.

Publicado en VENTANA FRANCESA
Martes, 18 Junio 2019 05:52

Virginia / Cecilia Juárez /

 

 

 

 

Virginia

Cecilia Juárez

 

 

Nada hubo antes de ti:

sólo una madre que usaba pantalones antes de 1920

un pueblo que aparecía en el lugar erróneo de los mapas

y las estrellas aburridas en su cielo donde nada pasaba

no sabías

que tu dios sólo existía entre las nubes de tu patio

que lo creaste y lo creciste como un pájaro agradecido

en una jaula

le cantabas todos los días y él respondía

como en un romance del siglo XIX

o un musical de Broadway.

Si hubieses sido un cerro serías uno con brazos y

los pueblitos más lejanos te dedicarían el pan de sus ferias.

Pero

fuiste lo que fuiste

otro pájaro en la jaula de mi abuelo:

cantabas tu dolor a todos los vientos

cantabas que tu dios era grande

cantabas su tragedia que terminaba en gloria

y extendías esa gloria hasta ti

hasta tus hijos

hasta los hijos de tus hijos

y veías en el horizonte las manos cercanas del mal

y abrías tu enagua para proteger el mundo de tu vientre

y eras siempre la misma leche de flores

y la misma roca

y tus templos vertían musculosos sus perfumes

sobre la capital del pecado

y nos dormías

entre tus brazos

como si pendiéramos de una isla mullida.

 

Viniste aquí  a esta tierra a darlo todo

a regalarte.

 

Un día sólo quedaba de ti una partícula

una partícula que detenía una jaula con un pájaro

esa partícula era el universo

tu muerte fue nuestro big bang

y nos extinguimos

yo me bebí esa noche un litro de bourbon

mientras escuchaba cómo la fe abandonaba mi edificio.

Mi abuelo quedó hecho un pequeño tiranosaurio 

incapaz de levantar el desorden sólo se arrugaba como una pasa innoble

y tus hijas se volvieron mariposas torpes y nocturnas

lloronas abisales, tigresas de rabia y espíritu contenido

aquejadas en las orillas de los muros esperando la tiniebla

y tus hijos se tiraron –adultos infantiles– en pozos de vinos infinitos

incapaces de resolver sin ti sus propios acertijos

y los hijos de tus hijas quisieron repoblar el mundo

salieron salvajes a preñar, preñar, golpear, preñar

y las hijas de tus hijos se arrancaron los úteros

se negaron a parir la descendencia de pájaros ardientes

y aquí nació una tribu de jaulas

y niños muy pequeños

que van a ciegas sobre el pasto helado

con su inocencia dolorosa y el karma de su sangre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

TRES POEMAS DE JORGE BRETÓN

 

Bigotes

 

Un hermoso negro como ningún otro, soñador sujeto posesivo del encanto cual fina estampa de dulzura y premura. La seriedad con la alegría. Temo por no saber de ti y que un día al verte sueñes con una vieja casa la cual ya no recuerdes.

 

Carta de amor

 

No dejo de pensar que nunca entendería el destino,

Que nunca compararía la hermosa figura de tu sonrisa;

Sencillamente el cielo me regala tu aroma, entre las sabanas,

Dentro de nuestra cama, con las palabras que te dije anoche.

 

Tienes ese sello de las comisuras de tu bondad en los labios,

Que se apiadan cuando me besas, en la regadera;

Sorprendido porque a veces no entiendo lo que me quieres decir.

Tomo de tu mano más que el agua del día a día, bebo la vida de tu vientre.

Sofocado de mis problemas dejas que tus brazos me envuelvan en tu seno.

 

Sé que a veces dejas más que tu aroma en la habitación.

Son esas ganas de ser tuyas y de involucrarte entre mis pensamientos,

No dejo de extrañarte, porque cuando miro tu silueta desnuda y dormida me tranquilizas.

 

Ayúdame día con día así como yo te extiendo mi fuerza cuando la necesitas.

Sorpréndeme que ya seas más que mi mujer, eres la cómplice de mis travesuras.

 

Completa cada frase de mi mente, de tus pasos, en intentar que los días sean más llevaderos; provoca mi inteligencia y lo haces, porque de esos movimientos tuyos

Hay un pretexto mío por tomarte entre mis brazos.

 

En este día tan especial, donde dejas un año más atrás, que tienes un momento más de esperanzas en forma de mariposas que revolotean dentro de nuestra casa,

Son más que deseos de los que te rodean, acumuladas entre lo meses, sencillas chispas que conviertes en besos y regalas para sonreír al final del día, y decirte: valió la pena poder vivir otro cumpleaños más a tu lado.

 

a mi esposa...

 

 

 

Algo de ti

No hay dos lugares que me brinden esa paz.
Ni objeto de placer vano que se unen en
un beso seguido de tu sexo.

No hay; loco de pasión me guio a tus
brazos que han de brindarme esos dos lugares
que busco.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

 

EDUARDO FRAILE VALLES

Poemas de “Teoría de la luz”, Ed. Difácil, Valladolid, España, 2004

Traduction par Miguel Ángel Real

 

 

 

 

MEDITACIÓN DE SÍSIFO

 

I

 

una piedra es el tiempo

dando vueltas sin fin sobre sí mismo

 

una piedra es el tiempo

que ya no pasa

 

una piedra es el tiempo

perdido para siempre en su propio laberinto

 

una piedra es el tiempo ensimismado...

 

 

   II SÍSIFO JUGANDO A LAS CANICAS

 

Sísifo, astuto

y depravado jugador de canicas

campeón olímpico de la especialidad

(les ganó a todos los dioses, incluida la Muerte)

 

fue objeto de una venganza

digna de sí (la eternidad

es redonda, los dioses son malvados):

 

jugar consigo mismo a las canicas

(en un plano inclinado

con una bola solo...) y perder siempre

 

 

 

III TELEGRAMA

 

Sísifo,  ¿cómo estás?

que la piedra te sea leve

 

veloz, alado el tiempo

inconcebible de la eternidad

 

dilecta, dúctil, dócil

dulce la melancolía

 

      IV EL FINAL

 

una piedra recuerda, vuelve en sí

regresa de su no ser siendo apenas

animada e  inánime

aún

no

definitivamente  despertada, dormida

 

 

 

MÉDITATION DE SISYPHE

 

I

 

une pierre c'est le temps

qui tourne sans fin sur soi

 

une pierre c'est le temps

qui ne passe plus

 

une pierre c'est le temps

perdu à jamais dans son propre labyrinthe

 

une pierre c'est le temps songeur...

 

 

II SISYPHE JOUANT AUX BILLES

 

Sisyphe, rusé

et dépravé joueur de billes

champion olympique de la spécialité

(il a battu tous les dieux, y compris la Mort)

 

fut l'objet d'une vengeance

digne de lui (l'éternité

est ronde, les dieux sont des scélérats) :

 

jouer avec lui même aux billes

(sur un plan incliné

avec juste une boule...) et toujours perdre

 

 

III TELEGRAMME

 

Sisyphe, comment vas-tu ?

que ta pierre te soit légère

 

véloce, ailé le temps

inconcevable de l'éternité

 

délicieuse, ductile, docile,

douce la mélancolie

 

 

IV LA FIN

 

 

une pierre se rappelle, revient à elle

retourne de son non-être en étant à peine

animée et inanimée

encore

non

définitivement réveillée, endormie

 

 

 

 

 

ANN / 1

 

 

La luz entra a raudales por el ventanal. Las cosas

brillan como frutas que hubieran sido acariciadas

con fruición: el canto de los libros, el vaso

único, con un dorado resto de licor, sobre la mesa

de alabastro, el teléfono

art-decó que conoce su tacto

voluptuoso y negligente, su delicadeza

mortal. Está dormida. Yace,

como una flor cortada, sobre la nata cruda

y suculenta del sofá. Huele a madera, a sol

velado -voyeur-  entre visillos,

y al terciopelo escarlata de las rosas

que la contemplan, puestas de puntillas,

desde el jarrón. Huele a deseo. El aire

se deja respirar imperceptiblemente, apenas

el levísimo roce de unas alas, el temblor

iridiscente de su piel. Está desnuda

(mórbida,  satisfecha, nacarada, mordida)

o desnudada a medias: el abrigo

de mohair malva, sin peso, caído en el parquet

junto a su bolso, un pendiente

impar dentro del cenicero... Hace calor

aquí. Las bragas en suspenso, en un suspiro

(blancas hasta la insensatez, hasta la extenuación)

del charol de un zapato, desmayándose

sin fin, y el cabello en cascada. Ronronea

la ciudad. El reloj de pared da una hora    

cualquiera, la marca con dulcísimas

y argentinas espuelas en su sueño, en la carne

de sus nalgas perfectas, vale decir

en punto, que se estremecen un instante. Lo que queda

de un vestido de  noche, ola batida

en retirada, se frunce en su cintura. Nadie

—¿Qué ve un espejo en otro

espejo?: ¿la soledad, la nada

enamorada de sí misma?— la verá despertar.

 

 

ANN / 1

 

La lumière entre à torrents par la fenêtre. Les choses

brillent comme des fruits qui auraient été caressés

avec délectation : le dos des livres, le verre

seul, avec des restes dorés de liqueur, sur la table

en albâtre, le téléphone

art-déco qui connait son toucher

voluptueux et négligent, sa délicatesse

mortelle. Elle dort. Elle gît

comme une fleur coupée, sur la crème crue

et succulente du canapé. Ça sent le bois, le soleil

voilé -voyeur- entre les rideaux,

et le velours écarlate des roses

qui la contemplent, sur la pointe des pieds,

depuis le vase.  Ça sent le désir. L'air

se laisse respirer imperceptiblement, à peine

un très léger froissement d'ailes, le frisson

irisé de sa peau. Elle est nue

(morbide, satisfaite, nacrée, mordue)

ou presque dénudée : le manteau

en mohair mauve, sans poids, tombé sur le parquet

près de son sac, une boucle d'oreille

impaire dans le cendrier... Il fait chaud

ici. La culotte suspendue, dans un soupir

(blanche jusqu'à la bêtise, jusqu'à l'épuisement)

de l'éclat d'une chaussure, s'évanouissant

sans fin, et les cheveux en cascade. La ville

ronronne. L'horloge sonne une heure

quelconque, elle la marque d'éperons

argentés et très doux dans son sommeil, sur la chair

parfaite de ses cuisses, peut-être

précises, bouleversées un instant. Ce qui reste

d'une robe de soirée, vague battue

en retraite, fronce à sa taille. Personne

-Que voit un miroir dans un autre

miroir ?: la solitude, le néant

amoureux de lui-même ? - ne la verra se réveiller.

 

 

1

amor mío, recuerdo

la luz como una fruta inmóvi1 en un árbol de oro

y el tiempo deteniéndose al borde de tu piel

recuerdo el aire

pálido, de papel, sin aliento, sin alas...

recuerdo cada cosa

(su sitio exacto en el espacio)

en su lugar, pero fuera de sí: con no sé qué rubor de ser mirada

o de verte, y un extraño silencio

que lo llenaba todo

de saliva

y recuerdo tu cuerpo haciéndose palabra entre mis labios

... y recuerdo la vida

 

 

 

1

mon amour, je me souviens

de la lumière comme d'un fruit immobile dans un arbre d'or

et le temps qui s'arrêtait au bord de ta peau

je me souviens de l'air

pâle, en papier, hors d'haleine, sans ailes...

je me souviens de chaque chose

(leur endroit exacte dans l'espace)

à leur place, mais hors d'elles : avec je ne sais quelle honte d'être regardées

ou de te voir, et dans un étrange silence

qui remplissait tout

de salive

et je me souviens de ton corps devenant parole dans mes lèvres

… et je me souviens de la vie

 

 

 

SER MIRADA POR TODOS

 

 

ser mirada por todos, notar intensamente

la quemadura (no la pequeña quemadura infinita

del poeta, sino los alfileres

súbitos, hondos

múltiples, fugitivos, a traición, incesantes)

del ajeno deseo

sobre mi carne, sentirme codiciada

hasta el bendito dolor

y saber

como un dios malo y generoso

que el supremo poder, el poder absoluto

es aquel que, insensatos, los otros nos otorgan

(condenándose así para siempre al infierno

de la esperanza) sobre su felicidad

 

 

ÊTRE REGARDÉE PAR TOUS

 

 

être regardée par tous, remarquer intensément

la brûlure (pas la petite brûlure infinie

du poète, mais les aiguilles

soudaines, profondes

multiples, fugitives, traîtreusses, incessantes)

du désir d'autrui

sur ma chair, me sentir convoitée

jusqu'à la douleur sacrée

et savoir

comme un dieux méchant et généreux

que le pouvoir suprème, le pouvoir absolu

est celui que, insensés, les autres nous accordent

(en se condamnant ainsi à jamais à l'enfer

de l'espoir) sur son bonheur

Martes, 04 Junio 2019 05:19

Y este vacío de ti / Sandra Gaona /

 

Y este vacío de ti

Sandra Gaona

 

 

Y este vacío de ti

habitante de las sombras

me mueve y me convoca

tu herida abierta

es nido de mariposas rotas

la línea interminable de farolas

nos conduce a la nada y al silencio

no en las memorias

no en las memorias

te digo mientras escarbas los montones de guijarros

acumulados con los años

(que herida tan dolorosa es el amor,

pienso mientras te pienso)

tú lo olvidaste muy pronto,

nada importaba

este amor era demasiado grande y que mejor que matarlo,

el golem que nació aquella noche nos devoraría a ambos

la interminable línea de farolas nos llevaría

a una tierra ignota parecida al infierno

es mejor volverse viento

es mejor volverse agua

es mejor volverse luz de luna sobre la espalda de los gatos.

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)

 

ANTI-HAIKÚES

Daniel Olivares Viniegra

 

 

 

Dos jacarandas

 

I

 

Natural vitral

difunde por y a través de ti

amatista encriptada.

 

 

II

 

Añil irradia su mirada

sábana derrámase santa

jacaranda enamorada.

 

 

Viento de marzo

 

Dulce arpegio de amor

así tu canto ardoroso

rival del sol.

 

 

 

                                                URBA—NOS

 

Palmera urbana

estrella el metrobús

en la mirada.

 

*

 

Entre el esmog

fieras en celo viajan

en el camión.

 

*

 

 

Ecología

baila en el parabrisas

el mediodía.

 

*

 

 

Primaveral (I)

 

Loca, una vez más, 

Natura quiere

reemprender su danza:

 

Primavera en bonanza.

 

*

 

Discreta murmura

una flor mensajera

el primer secreto de esta primavera.

 

*

 

Fragancia renace

aún borracha de luz

entra por esa puerta

 

… después de soñar

(nueve meses...)

que estaba despierta.

 

*

 

 

Primaveral (II)

 

Sin frío ahora;

pero ya ganoso,

busco a mi compañera

y sollozo.

 

(Y soy oso...)

 

 

 

 

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Jueves, 04 Abril 2019 07:08

PARQUES EN GUERRA / Víctor Hugo Díaz /

 

PARQUES EN GUERRA

Víctor Hugo Díaz

 

 

 

 

PARQUES EN GUERRA I

 

“Todo lo que miras…. lo vuelves un vicio”

 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                           MADRE

 

 

 

El calor seco ya está en retirada

y un sol de Paz abandona el campo de juego

 

                                 Los vehículos estacionados

son relojes de sombra

que sólo se rigen por el horario

en que excretan los pájaros

 

                                             manecillas

que pueden cambiar de pista     

                                              /detenidas   

sin moverse a exceso de velocidad

 

Por la ventanilla botan envases

                           con sobras de música

 

Dejan atrás obstáculos

                                   /exhalan su edad

                                       /la marca

                                          /el Modelo y número

hasta que la tarde se convierte

en un bello y violento paseo por el Parque

 

Los disparos vienen desde todos los flancos

Son municiones de Agua   

                                        /de bajo calibre

que precipitan sobre el césped en guerra

 

Junglas del Sudeste asiático

                                 /vistas desde un Drone

a la Altitud de estos ojos

 

Batallas en miniatura

donde las mangueras de riego hacen nudo

                                      /tendiendo emboscadas

 

dibujando los frentes de combate

mientras sus gotas impactan en tobillo y muleta

                                              en aluminio y huesos

 

Selva húmeda en rehabilitación

                                                     /a cada paso.

 

 

 

 

PARQUES EN GUERRA II

 

                                                            Mangueras de regadío      municiones de Agua

                                                                        de bajo calibre      Parques en Guerra

                                                                        Selva húmeda

 

El regalo en boca

es la pesca industrial que deja el sabor

 

Plástico en la carnada      letras de canciones

que quedan atrapadas en las redes

junto al cardumen de Bancas del Parque numeradas

desde donde ver los combates de la tarde

                                        … Tan lejos del frente

pero igual habitadas de algas y tiroteos

 

Bancas ancladas en terreno alto

                                           /lejos de las gotas

donde todo lo que sucede y no se mueve

sirve de Blanco a los francotiradores

 

Ocupan buenas posiciones frente a la escena

                                          desplegadas sobre el Campo

según las órdenes que dicta el Manual

 

según el Diagrama hablado en sonido bajo

 

siguiendo los Planos de Construcción

del único secreto proyectado en el césped

                                      /luces

                                               /Gigantografía

La cara de Los Andes en cartón piedra

                                      /que mira a la ciudad

 

Ahí se exhibe la Colección de Armas:

herramientas culpables de falsas torturas

Planes de ataque que el enemigo conoce

 

algunos microgramos de Realidad

 

Papelillos de realidad, adulterados

el día en que se inaugura una Carretera Privada

 

camuflada con señaléticas y tatuajes

que por hoy

                    /hasta ahora

 

indican gratis por dónde no hay que ir.

 

Parques en Guerra       tobillo y muleta

                                    /huesos y aluminio

Selva húmeda en rehabilitación

                                                    /a cada paso.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del libro en Construcción: SELLADO AL VACIO

 

Publicado en OIDOS NEGROS(Poesía)
Página 3 de 36

Invitados en línea

Hay 5839 invitados y ningún miembro en línea