María Bellido

María Bellido

Me llamo María Bellido Vargas. Nací en Madrid en 1970. Estudié Humanidades en la Universidad Carlos III y Ciencias de la Comunicación en la  Universidad Antonio de Nebrija. Como periodista he escrito en la revista Cambio 16 y he trabajado para la agencia de noticias Stonepress, colaboradora de El País y El Mundo. Desde 1997  trabajo como documentalista de internacional para los Informativos de Cuatro y de Telecinco de fin de semana. Como escritora gané el I Concurso de Microrrelatos de SM con “Otoño” y el concurso semanal de micros de la revista EÑE con “Utopía”. Fui finalista del Carmen Martín Gaite con el relato “El Perro” y ganadora del segundo premio en el I Concurso de Relatos Cortazarianos Esperanza Necropia con “Primavera tras la ventana”. He publicado relatos en antologías con compañeros de la Escuela deEscritores de Madrid y más recientemente en la antología Incomodos de la editorial RELEE.

 

La quietud libro de Ignacio Ferrando

María Bellido

 

“Por fin, el crío abraza a Julia con fuerza, con una cierta necesidad de hacerlo. Hay algo ñoño e insoportablemente mágico en este instante. Ninguno parece querer soltar al otro. Dos deseos que confluyen después de un largo trayecto en soledad. Dimitri no se desprende de Julia y Julia, en efecto, se ha arrogado, en pocos segundos el derecho de ser una mamá con seguridad y experiencia. Todo ha merecido la pena porque el sufrimiento se ha desvanecido de sus vidas y ahora están juntos. Más que padre, me siento testigo, no porque para mí la situación sea excluyente, que lo es, sino porque no soy capaz de sentir lo que debería.”

Héctor, arquitecto y profesor universitario en la cuarentena, lleva unos meses viviendo con una de sus alumnas cuando recibe una llamada de su  ex mujer diciéndole que necesita hablar con él. La razón de su llamada es pedirle ayuda para continuar con el trámite de adopción de un niño ruso que iniciaron cuando todavía estaban juntos. Lo que  le pide pondrá a Héctor ante la difícil decisión de ayudarla y asumir una paternidad que ya no desea, o ignorarla y continuar con su vida junto a su joven amante. Con este inicio tan sugerente,  Ignacio Ferrando, abre su nueva novela La quietud (Editorial Tusquets).  El tema de la identidad, presente ya en otros libros del autor como  Nosotros H (Editorial Tropo) o La oscuridad ( Editorial Menoscuarto), vuelve a sus páginas, pero en esta ocasión el autor va más allá y nos entrega un libro cargado de tensión narrativa y con unas descripciones tan cinematográficas, que nos hacen sentirnos como si estuviéramos recorriendo Siberia Oriental con los protagonistas  en la búsqueda de su hijo Dimitri o paseando por El Barrio de Las Letras mientras llueve.

“ A la hora en que pasamos por la avenida Lenin hay una excavadora limpiando la nieve. Es una avenida amplísima, desmesurada, seguramente la más grande de la ciudad. En el silencio de la madrugada, casi pueden escucharse las cadenas de los Spetsnaz y las botas del ejército desfilando frente a la escalinata presidencial. Sopla un viento gélido, continental, que endurece la nieve y la convierte en hielo. El centro lo compone una retícula ortogonal de calles alrededor de las cuales se amontonan los suburbios de la ciudad. “No hay pájaros”, dice Julia observando la efigie de Lenin, “es la única plaza del mundo sin pájaros”.

La quietud es un libro que usando como centro el tema de la paternidad nos habla de todo lo que merece la pena ser contado.  El amor eterno y el amor pasional, lo que sentimos al envejecer y alejarnos de aquello que quisimos ser, el cambio en la relación con nuestros padres y en la visión que tenemos de ellos. Y nos habla de todo eso desde la más profunda honestidad, sin caer en ningún momento en lugares comunes, ni en sentimentalismos innecesarios.

Una vez leí que el abrazo es el primer gesto y el último del hombre, que los bebés manotean al aire cuando nacen hasta que logran ese abrazo; y los viejos, de un modo diferente, también lo buscan al despedirse. A pesar de todo agradezco al mundo y a los dioses, si es que existen, que me permitan estar aquí, aunque sea un segundo de esta extraña noche donde todo parece pronunciarse como una parte de la realidad que debe ser comprendida y olvidada de facto, aunque termine fulminado por esta ardiente necesidad que tengo de Julia, de ella, de que siga hablando, de que, en todo caso, no se duerma de nuevo jamás.”

Ignacio Ferrando (Trubia, Asturias, 1972) es escritor e ingeniero. Autor de las novelas Nosotros H (2015), La oscuridad (2014) y Un centímetro de mar (2011) con la que obtuvo el Premio Ojo Crítico de RNE y el Premio Ciudad de Irún. También es autor de varios libros de relatos como La piel de los extraños (2012) con el que consiguió el Premio Setenil. Sus cuentos han merecido, entre otros, el Premio Internacional Juan Rulfo, el Gabriel Aresti, el NH Mario Vargas Llosa o el Ciudad de San Sebastián. Actualmente es el jefe de estudios del Máster de la Escuela de Escritores de Madrid, donde imparte diferentes cursos de narrativa.

 

Invitados en línea

Hay 6052 invitados y ningún miembro en línea