Martes, 18 Abril 2017 01:35

BAR CIUDAD DE LEÓN CON EUSEBIO RUVALCABA  / Eduardo Cerecedo /

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

Foto: Magareth Lince Luna

 

BAR CIUDAD DE LEÓN CON EUSEBIO RUVALCABA

        

Eduardo Cerecedo

 

Eran como a eso de las tres y cuarto de la tarde. Allá por los años ochenta, un grupo de amigos nos reuníamos con fines literarios, fines de amistada para discernir sobre literatura, política, sobre la cultura nacional, sobre fut bol, en antros, cantinas, bares, restarurantes del centro histórico, pero una anécdota fue genial. En el Bar Ciudad de León, una tarde de verano, nos reunimos en dicho lugar para festejar que era viernes, los amigos tenían sendos trabajos, cobraban justo antes de la quincena, muy cerca de ese  lugar, para ser exactos “En el Matías Romero, de Estudios Diplomáticos”, Eusebio Ruvalcaba, Enrique Franco Calvo, Mariano Franco Calvo†, Alfonso Sánchez Mújica y su novia, una hermosura, Armando González Torres, (los que no fueron y que también eran parte de la cofradía, Alfredo Giles-Díaz, Josué Ramírez, Carlos Miranda). Pues bien, después de haber comido bien sabroso -de fondo música de arpa y jaranas- canitas, barbacoa, y líquidos rubíes, cervezas, appleton, bacardy. Enrique fue el único que quedó más tomado, y ya saben, se cayó la cerveza… Total abandonamos el lugar, nos echamos hasta el salero en las bolsas del pantalón, los meseros no tan contentos nos despidieron, bajando los escasos escalones, ya en la avenida Eje Central comenzó la juerga, alguien del grupo aventó un envase de agua mineral, otro,  una de cerveza, en eso iba pasando una patrulla y los vidrios rebotaron sobre el parabrisas del vehículo. Ya nos llevó la madre pensamos. Eusebio Ruvalcaba, el mayor de nosotros, como conocedor de esos menesteres, se puso su gorra y nos dijo adiós, nos quedamos -a la buena de Dios- en pleno desamparo. Sabíamos que la patrulla regresaría por nosotros, que los separos nos esperarían oscuros, tétricos; pero el Salvador se acordó de estos parias y la patrulla jamás  regresó, así cantando, ebrios, gustosos, llegamos al Metro Hidalgo, nos despedimos, con el asombro en la alegría, el metro no tardaba en cerrar, la lluvia se hacía más intensa, mojados abordamos el convoy esa noche de verano.

Visto 7901 veces Modificado por última vez en Martes, 18 Abril 2017 04:57
Eduardo Cerecedo

EDUARDO CERECEDO 

Tecolutla, Veracruz, 1962. Actualmente vive en Ixtapaluca,  en el Estado de México. Es Lic. en Lengua y Literaturas Hispánicas por la UNAM, donde realizó la Maestría en Letras. Sus poemas y notas críticas, se han publicado en los  principales diarios del país y en revistas especialidades en literatura. Así como en Alhucema, (España), La Casa Grande (Colombia) y Maestra vida, en Lima, Perú. Poeta. Ha publicado los libros: Cuando el agua respira, 1992; Temblor mediterráneo, 1993; Marea del alba, 1995; Atrás del viento,1995; La dispersión de la noche,1998; Luz de trueno, 2000; Agua nueva, 2004; Hoja de cuaderno, 2005;  Nombrar la luz, 2007;  Festejar la ruina, 2011,  La misma moneda, 2011, Condición de nube, 2012,  Caracol vanidoso, 2013  y Asombro de la sombra, 2014, Trópicos I Antología personal, 2015, Trópicos II. Tu cuerpo como un río (Poesía amorosa), 2015, Destrucción del amor (Cuentos), 2015, Trópicos III. Zoología poética, 2016, Soltar el corazón, 2016 y El pez que quiso volar (cuento Juvenil), 2016.  Ganó El Premio Internacional de Poesía “Bernardo Ruiz” 2010 Nezahualcóyotl, Estado de México,  El Premio Nacional de Poesía Alí Chumacero 2011 Toluca, Estado de México y El Premio Nacional de Poesía Lázara Meldiú 2012, Veracruz. Así como la Beca de Escritores con Trayectoria, por el Instituto Veracruzano de la Cultura/CONACULTA/Gobierno del estado de Veracruz, en 2002, 2006 y 2008. Fue colaborador de Sábado, Suplemento Cultural de Uno más uno. Colabora para la revista electrónica los escribas y para el supl. Cult. “La Jiribilla”, de El Gráfico de Xalapa con su columna dominical Página nómada, desde 11 de enero de 2016 a la fecha. Forma parte el Comité Editorial de  Sepia Ediciones y es jefe de redacción de La revista de literatura Bulimia de Camaleones en el Estado de México. Imparte talleres de creación literaria en distintas instituciones del país, UNAM y Faro de Oriente actualmente. Fue director del Centro Municipal de Artes Aplicadas (CEMUAA) en Ciudad Nezahualcóyotl en 2012. Condujo el programa de radio Memoria y Celebración: Vuelo de palabras- por más de tres años- en Radio Faro 90.1 FM. Poemas suyos se ha traducido al portugués y francés.

Está incluido en Círculo de Poesía, Revista de poesía de Escritores Latinoamericanos, en Poetas del siglo XXI antología de poesía mundial, 2015, por Fernando Sabido Sánchez en España. Poemas suyos se han traducido al Inglés, portugués y francés.

 

 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

Invitados en línea

Hay 6127 invitados y ningún miembro en línea