La Piraña

La Piraña

Piraña es una palabra que proviene del tupí-guaraní, donde pira significa pez y raña es diente o cortador. Por lo tanto, piraña significa pez de dientes o pez que corta. Las pirañas son carnívoras, comen insectos, peces, pequeños animales que caen al agua y en general pueden comerse cualquier animal. Poseen poderosas mandíbulas armadas de dientes triangulares afilados (que usan como unas tijeras para picar y triturar la carne de sus presas). Son atraídas por la agitación de las aguas y el olor a sangre. Las especies más peligrosas de pirañas son La negra o Pez tigre, La piraya, La roja y la de Boca de fuego

 
 
 

 

Los invasores: Seres extraños de un planeta que se extingue.
Destino: La Tierra
Propósito: Apoderarse de ella.
David Vincent los ha visto. Para él todo empezó una noche en un camino
solitario cuando buscaba un atajo que nunca encontró. Ahora, David Vincent
sabe que los invasores han llegado, que se han adaptado al aspecto humano.
En alguna forma, debe convencer a un mundo incrédulo de que la pesadilla
ha comenzado.

 

 

 

nada se movió entre los escombros mansos de la boca

                               

Fuente: Revista Número Quebrado N°2, 1990.

http://www.letras.mysite.com/vhd060404.htm

Doble vida, Víctor Hugo Díaz

(Primera edición, Venus Negra, Chile, 1989 –Tercera edición, Cisnegro, CDMX, 2019)



 

 
 
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Gonzalo Muñoz

Me he propuesto abordar el comentario del poema Doble Vida de Víctor Hugo Díaz desde un ángulo preciso y compartimentado, haciendo foco sobre ciertas particularidades de su construcción, como conjunto de poemas, que me parecen extremadamente activas en el efecto total del libro. Por lo tanto quiero comenzar por indicar el nivel de mi lectura, estableciendo sus limitaciones como condición de su efectividad. Me interesa lo particular del texto: aquello que sólo salta a la vista en una travesía atenta y transversal por sus páginas; aquello que -oculto entre los pliegues del libro- afecta directamente al ritmo, al encadenamiento y a su arquitectura de sentido.

Con esta aclaración inicial, quiero decir que aquello que no asumiré del libro es el orden de problemas en el cual se inserta su significación cultural. Es decir, su correspondencia generacional, su pertenencia a categorías temáticas, su relación al estado de desarrollo del género poético nacional, su deuda o su grado de ruptura con otros textos patrimoniales, etc.

No asumiré ese orden de problemas, pues quiero fijarme con mayor agudeza en ciertos problemas de engaste del texto, que me parecen notables. Y porque de alguna manera sospecho -soy en último término un escritor, no un crítico- que el ejercicio de inserción de un texto en su circunstancia cultural siempre opaca de un modo u otro su grado de relevancia productiva.

En suma, quiero apostar a una singularidad en la cual adivino ciertas diferencias lúcidas y activas, dejando de lado una generalización en la cual no veo claro. No veo claro en el orden cultural de hoy día.

El poema hace un guiño desde el título, y ese guiño -si se atiende a él- nos abre a la inmersión en una delicada arquitectura interna que se extiende a través del texto, sosteniéndolo temblorosa y sorprendentemente. Pienso en el título Doble Vida actuando como bisagra. Doble Vida, aparece entonces como el primer doblez de un texto que se revela absolutamente doble. Doblado sobre sí mismo y en ese sentido, portador de un doble estatuto en el cual siempre se juegan grados de certidumbre relativos y sospechosos.

Frente al título Doble Vida opté por situarme en ese punto de lectura (o de vista) en el cual la escena parecía espejear, alterando sus figuras alucinatoriamente, al menor de los movimientos de mi párpado. Como en las anamorfosis pictóricas (pienso en Holbein) de oscura sonrisa helada.

Doble Vida, desde un cierto ángulo, es la vida fracturada, doblada en su diferencia mortal, dividida: la vida del esquizo. Y desde un ángulo inmediatamente contiguo, es la vida excesiva, doblada en su afirmación más allá de la muerte, dos veces vivida con desesperación por el perverso. Zonas de fuga. En todo caso, nos internamos en el texto con la certeza de que dejamos atrás toda noción ingenua y naturalista de la vida, y de que arrastramos el sentido de la vida como enfermedad.

Así entramos al texto: "De esto surge un poema: de estar en un lugar/ que no es el nuestro, y peor aún,/ no nosotros mismos". Cita inicial de Wallace Stevens que -a modo de epígrafe o inscripción en el umbral- nos introduce a una cartografía de despertenencia en la cual el hilo del poema actúa como el hilo de un Teseo enfermo y mentiroso. Teseo "tan fatigado que ya no podía ver", que avanza por un laberinto que no es sino el laberinto de la mente. Allí donde acecha un Asterión que no es sino él mismo, una de sus máscaras, uno de sus dobles o el otro constante de uno mismo. Laberinto de la mente en el cual se entra exclusivamente a través del hilo de la escritura.

La primera parte de Doble Vida se refiere explícitamente a los INVASORES y el personaje emblemático David Vincent ( "...buscando un atajo que nunca encontró...") perseguido por criaturas que, desde el espacio exterior, se desplazan al espacio interior de su mente ( "...debe creerme inspector/ ellos arrancan nuestras carnes derramándonos...").

Desde esta entrada en escena, que nos sitúa en pleno espesor de la enfermedad humana que es el sentido, el texto completo comienza a girar en torno a alteradas especulaciones: reflejos dobles. Quiero apuntar a estos dobleces, porque -a mi modo de ver- sostienen la armonía total del poema con una cierta agudeza y con notable eficacia. Es en esta sutileza constructiva donde reconozco el nivel de validez alcanzado por este trabajo de V. H. Díaz, y es ella la que permite hablar del texto como una propuesta interesante a partir de una economía rigurosa.

Así, en la página 6, bajo el titular en altas NADA RETIENEN LOS OJOS PARA SIEMPRE, se desencadena la bajada de un cuerpo: cito, "Un cuerpo femenino baja en tacos los peldaños". Este verso encuentra su correspondencia especular mucho más tarde -en la página 22- bajo el titular en altas: ESCRITO EN BAJO NIVEL; cito de nuevo: "Un cuerpo femenino baja en tacos los peldaños". Pero ¿es el mismo cuerpo, es otro? En la página 6: "Hematomas hermosos le coronan muslo"; mientras en la 22: "blandiéndose hermoso y de doble filo". Quiero llamar la atención sobre la delicadeza de esta articulación que sólo es enfática para el ojo obsesivo. Sin embargo, su precisión me abisma, si "nada retienen los ojos para siempre", aun así resplandece para ellos un texto espectacular "escrito en bajo nivel".

No es la única articulación que cruza en forma sorprendente y hermosa la topografía de Doble Vida.

En la página 18, enfrentado al fragmento con el título en altas: PABELLON F (pabellón donde se refugia el sentido fugitivo), aparece un poema sin titular -¿descabezado?-, que sin embargo comienza con el verso "Nada se movió entre los escombros mansos de la boca" y se cierra con un verso idéntico.

¿No brilla aquí con insistencia la ruina de la oralidad lineal, la rigidez paralítica y tartamuda de la escritura? ¿No se trata aquí de esa zona donde identidad, diferencia y repetición se cruzan en una economía del descentramiento?

Aún más, en las páginas 13 y 14 se enfrentan dos textos diferentes con el mismo titular repetido en altas: "PAGAN ROME o el afiche a la entrada de un cine". En la página 23, "La puerta trasera estaba abierta", y en la 24, "Al salir cerró la puerta".

Así, sobre una trama de articulaciones moleculares, de simetrías parciales y arbitrarias, de espejeos localizados y sin centro; sobre la economía de un desencadenamiento reticular, este texto se desenvuelve inquietante y dejando atrás el eco de una doble sonrisa, crispada y eufórica.

  

 

Poemas de Doble vida

 

 

 

PARANOIA DE DAVID VINCENT


-Supongo que en la vida real sucede lo mismo no te parece-

- debe creerme inspector
ellos arrancan nuestras carnes derramándonos
se aparecen tras el gentío con sus naves de luto
tras ese ruido que somos por las cunetas
rumbo al gran desagüe -

El silencio de esos ojos
desde que el receptor ardió iluminando las cuencas
desde el primer día
Un sueño caído sobre el piso
Pupilas frías y dilatadas en la superficie del espejo
Mientras esperábamos en aquella habitación cerrada
pensando en lo que vendría.

- inspector, debería haberle visto parado
con su equipaje de bestia y recetarios de cocina
entre la ropa interior -

(como si el asfalto no anunciara a lo lejos
al ángel que habita fuego y penas
el que vio de sí -viéndose- su sangre
en púrpura vestido)
De allí que el vestuario       Los dibujos craneanos
Esta lengua seca de mortaja prematura
Hablando el que despierta sin saber dónde está
Depredado semi-lúcido      semi-ungular
Escupiendo de vez en cuando
hasta que el día ennegrezca
a mitad de un cigarrillo.

 

 

 

NADA RETIENEN LOS OJOS PARA SIEMPRE

 

Un cuerpo femenino baja en tacos los peldaños
Hematomas hermosos le coronan muslo
sin medias la carne blanca.
Desde su lugar Vincent la contempla
- lo primero es imaginarla desnuda
dibujando poses -
reviviendo leyendas de peste
una noche
donde no es posible dormir.

 

 

MONOLOGO III

 

-soñé la desnudez de Eugenia de Franval

ella desovó una estela de cabellera infantil

hacia el vacío dejado por los autos

Allí por ser lugar inhabitable;

una mano de pintura barata

telón de fondo a la neurosis

masticando entre las piernas el ácido

lo enrarecido de los barrios

figuras de primer plano animado

al ritmo aciago de lo que concluye

Si no pregunte a los muertos

y a los muertos sobre muertos

pero si los muertos no hablan

yo David Vincent o cual sea el nombre

capaz de sustentar a sangre fría ciertas cosas

que suelen conducir a la locura

Un caudal de rostros

el accidentado que aguarda su turno en la berma

después del goce.

 

 

 

 

PAGAN ROME o el afiche a la entrada de un cine

II


Pagan Rome poseía colinas
Desde arriba la ciudad le parecía un gran juego de videos
que la noche hace emerger.
Allí fuimos exhibidos    ellos
todos    como una redada ante sus ojos
Bebíamos de los pequeños pechos
manados de los muros que por estos sitios
Una breve postal      un destello
Altivas crestas de edificios
que los últimos celajes lamen.
Pagan Rome Chile Night Club
El cuadrilátero y la llanura donde descansamos la cabeza
El sueño de Calígula la noche anterior a su asesinato
Cuando creyó ser uno de nosotros
y bailó desnudo.     sin decir palabra.

 

 

 

ÁRBOL DE NAVIDAD

En un rincón de la escena
el árbol navideño se desgaja
Ya nadie lo mira y sonríe
El árbol de navidad se yergue la primera palabra
en medio del paisaje
Todos pasan cual ruidos nocturnos
asolando el territorio
Afuera crece la calle
una cañería entrecortada en cuyas esquinas
se puede imaginar el viento que nos arrastra
Aquí la gente camina con algún rumbo
Una vieja loca recorre las veredas
no provoca risa ni viste de negro
pero es la misma de Yonge Street*
Pasa largas horas bajo el árbol de navidad

hasta ser los únicos en aquella vasta desnudez.


* La risa abunda en la boca de los jóvenes. E. Lihn

 

MUERTE PASIONAL


La gota de sangre lucha por trazar un hilo
sobre la boca accidentada.
A paso seguro el voyeur excita el tacto;
con los años se recordará esta hora felina
el cigarrillo opaco entre los dedos.
El cuerpo deshojado yace en la obscuridad del parque
La negra cabellera cubriendo la herida
Clavada al hígado la cólera feroz.

 

 

PABELLON F

 

Los enfermeros nos alejaban del frío de la muerte

Espalda contra los muros         de brazos cruzados

semejando estatuas de sal.

Una pared de libros en blanco divide la sala

La pelota de ping-pong da golpes en la mesa

(sonoros golpes reales)

Más allá unos ojos

huesos endurecidos por la espera

miran sin ver a nadie

en patios amurallados

El humo protagonista donde congregarnos

bajo el sol que sorna

La mitad de su cuerpo ramera pintarrajeada

travesti de sí mismo hecho carne

donde nos erguimos una y otra vez

-ustedes quemaron mi rostro en la televisión-

Y aquellas cuencas alucinaban lejos

en el cuadrilátero inmóvil del día.

 

 

 ESCRITO EN BAJO-NIVEL


Un cuerpo femenino baja en tacos los peldaños
blandiéndose hermoso y de doble filo
Con la fuerza que se arroja al enemigo
a las ruedas de un auto
Ángel pálido y mortal
La boca cargada con carne de extraños.

 

 

 

LA IRREALIDAD DE LOS PARQUES

 

Al salir cerró la puerta

y enfiló hacia el parque

La luna llena despertaba ladridos

Un manto verde anegado de luz fría

hacía crepitar sus pasos;

pero si no se la cree uno quién –pensaba-

si todo cicatriza como en la pornografía

Porque algo parpadea y abre distinto

Ya nada por decir

Otra foto condenada a los archivos.

 

(Se alejó en silencio inspector;

eran otros los árboles en aquella irrealidad)

 

 

 

 

 

TRES POEMAS DE JORGE BRETÓN

 

Bigotes

 

Un hermoso negro como ningún otro, soñador sujeto posesivo del encanto cual fina estampa de dulzura y premura. La seriedad con la alegría. Temo por no saber de ti y que un día al verte sueñes con una vieja casa la cual ya no recuerdes.

 

Carta de amor

 

No dejo de pensar que nunca entendería el destino,

Que nunca compararía la hermosa figura de tu sonrisa;

Sencillamente el cielo me regala tu aroma, entre las sabanas,

Dentro de nuestra cama, con las palabras que te dije anoche.

 

Tienes ese sello de las comisuras de tu bondad en los labios,

Que se apiadan cuando me besas, en la regadera;

Sorprendido porque a veces no entiendo lo que me quieres decir.

Tomo de tu mano más que el agua del día a día, bebo la vida de tu vientre.

Sofocado de mis problemas dejas que tus brazos me envuelvan en tu seno.

 

Sé que a veces dejas más que tu aroma en la habitación.

Son esas ganas de ser tuyas y de involucrarte entre mis pensamientos,

No dejo de extrañarte, porque cuando miro tu silueta desnuda y dormida me tranquilizas.

 

Ayúdame día con día así como yo te extiendo mi fuerza cuando la necesitas.

Sorpréndeme que ya seas más que mi mujer, eres la cómplice de mis travesuras.

 

Completa cada frase de mi mente, de tus pasos, en intentar que los días sean más llevaderos; provoca mi inteligencia y lo haces, porque de esos movimientos tuyos

Hay un pretexto mío por tomarte entre mis brazos.

 

En este día tan especial, donde dejas un año más atrás, que tienes un momento más de esperanzas en forma de mariposas que revolotean dentro de nuestra casa,

Son más que deseos de los que te rodean, acumuladas entre lo meses, sencillas chispas que conviertes en besos y regalas para sonreír al final del día, y decirte: valió la pena poder vivir otro cumpleaños más a tu lado.

 

a mi esposa...

 

 

 

Algo de ti

No hay dos lugares que me brinden esa paz.
Ni objeto de placer vano que se unen en
un beso seguido de tu sexo.

No hay; loco de pasión me guio a tus
brazos que han de brindarme esos dos lugares
que busco.

Viernes, 21 Septiembre 2018 02:25

Las 10 más leídas

Deleita tu paladar con el descarnamiento de las 10 más leídos

 

 

Índice Lúdico

antología poética

Habitantes

 

 

 

Diego Espíritu.-

 

Yo hubiera querido escribir el último libro sobre la guerra, torturado por la ansiedad de saberme desnudo en la hoja, contar la historia del hombre que se quedó perdido a la mitad de esta vida y la otra esperando que un prisionero maldito avanzara sin miedo por las líneas 5 Habitantes Una excusa para la guerra.

 

Ana Basilio.-

 

Me nombro en todo lo que tocas, tengo la boca muerta de vacío, y un incendio de oídos en mi costado superior, junto a todos los espacios donde las estrellas se despegaron del suelo.

 

Sergio Díaz García.-

 

Carne más carne, alambicada al instante, escanciada en nuestras bocas de humo calculado, carne más carne evanescente y tangible a un ritmo carne más carne, caldosa sorbida como puchero, subida por encima del aire. Amor en absoluto, pura cogedera

 

Sandra Mendoza.-

 

Yo, bailo al son de mi memoria y por la misma razón me detengo a pensar: ¿Cuántos fogonazos necesita el alma, “al sonoro rugir del cañón”? Para que a mi pueblo comience a sonarle conocido el nombre del país en donde vivo para todos juntos accionar antes del exilio.

 

 

Eduardo Soto.-

 

 

Quiero que la muerte conozca mis adentros de paja, que soy de madeja rota en el fondo, sin raíces de mezquinas intensiones, y que mis ojos son de monedas falsas. Que mi cuerpo se muere engendrando células que me llevan al gran final del viaje; que me acompañarán hasta el día de mi entierro.

 

Satriani Durán.-

 

Carne de mi carne que no puedo tener, que no puedo querer:  te escondes en la masa de acero y ruedas; ocultas tu fuego de verdad e incendias toda la ciudad con tu aroma de pecado, de castigo y de placer…

 

Rubenski=Rubén Campos Arias.-

 

 

Aliméntate con mis bufidos y sóbame, escúpeme, déjame llorar, morir con tu dolorosa sombra, odio tanto mis gritos para evitar que me mutiles. Máquina infernal, mírate al espejo y tómate en serio ¡Olvídame!

 

Juan Carlos D Luque.-

 

Toma los movimientos de la carne y sosiega tu cabeza en mi pecho, después de hacer vibrar mis viseras. Corrompe mi tristeza con tu cuerpo. Has de mi desnudes una farsa, dame palabras que después serán humo.

 

 

Óscar Escoffié Padilla.-

 

Dame el olvido necesario, la memoria justa. El remolino en la testa del loco, revolución ciega, furia de un ojo delirante con mirada al cielo. Y el verdoso mar de la cresa para renacer siempre en ceniza purulenta, larva Fénix que ronde en aire enfermo tu infecto corazón.

 

 

Alma Miranda Alamilla.-

 

 

Hoy me mudo de la casa en que viví. Nace desde tu espalda ausente un eco, en tu garganta un crepitar de fuego aun retumba en el cristal que desvestí como una mujer que gritaba incendios; claraboya carnal, cortina de jeans, y paredes pintadas con tu barniz… Este es el día-siglo de los silencios.

 

Jesús de la Peña Rosas.-

 

No importa que estos versos no sepan defenderse  esta pedacería de espejo viene de dentro, de donde las raíces lloran el origen en el centro de un ojo que no habitó la calma, cómo podría ya, avergonzarme de donde yo solo he llegado, de donde yo solo he nacido.

 

 

Luis Manuel Soto.-

 

 

Ecos de mareas interminables en el tambor del revólver, de humo en la cola del cigarrillo, el cual se apaga en nuestro inexistente camino, una interesante anomalía en la yuxtaposición de la vida. Escucho los gritos lastimeros del desierto, ¡Tengo sed! …¡Tengo sed! Yo también… yo también…

 

Pol Briagoswky.-

 

Si no fuera por ti: ¡Poesía! que sabes domar al dragón por los cuernos, danzar con la sirenas al filo del barranco, fractalizar los ocasos en millones de esporas, que se extinguen a la velocidad de la luz. Esta cerveza en tu nombre, sería otro pecado.

 

 

Daro Scarfé.-

 

En los suburbios cercanos al Ministerio viven mujeres que intercambian sus nombres sin aprecio alguno. Vieron pasar al verdugo, se volvieron hacia él, señalaron sus ropas, el hombre hizo cruces en el viento. —La arena es una certidumbre falsa como la conciencia. No hay nada aquí, es el desierto.

 

 

Ánuar Zuñiga Naime.-

 

Intento explicarle que en el pasado no era posible, que antes la gente pensaba que la tierra era un disco sostenido por cuatro elefantes

 

 

Andrés Cisneros de la Cruz.-

y lo que no alcanzamos a ver se vuelve flor rodando en sí, espiral palabra que eleva sus alados belfos y se abre en la frente llaga, una puerta hacia el intangible laberinto del jardín. Poeta dijeron es ese lomo en el que florecen las navajas preciosas de la naturaleza.

 

Luis Eduardo García.-

 

Quizás hay ciertas cosas de las cuales es mejor no escribir porque no dan para tanto o las metáforas son máquinas inservibles. Sólo sé que ahora mismo las margaritas mutantes de Fukushima escriben un poema y encuentran justamente lo que quieren decir.

 

La Gran Final

Centro Cultural España el 16 de diciembre

Torneo de poesía Adversario

en el Cuadrilátero 2017

Homenaje a las poetas Dolores Castro, Becky Rubinstein y María Elena Solórzano.

 

 

 

Adriana Tafoya, directora de la editorial Versodestierro, anunció que habrá premios para los tres primeros lugares y una mención honorífica, los cuales consistirán en arcones de libros, la publicación de los poemas ganadores en una antología y una edición de mil ejemplares y obras de arte, las cuales fueron donadas por artistas plásticos, mientras que otro tipo de premios fueron donados por algunos colectivos culturales que apoyan esta propuesta literaria.

Gracias al patrocinio de instituciones culturales como la Secretaría de Cultura, Casa de Lago de la UNAM,  La Cassola de Orfeo Catalá, Centro Cultural La Pirámide y el Centro Cultural España; así como diversos artistas y colectivos inmersos en la literatura, se podrá llevar a cabo esta competencia literaria con la idea de llevar, de forma gratuita la poesía y lograr de forma efectiva el reconocimiento y fomento a la lectura en voz alta.

 

Las sedes donde se llevará a cabo son las siguientes: La clasificatoria se realizará en Casa del Lago el 28 de octubre a las 14 horas, los Octavos de Final; el sábado 4 de noviembre en el Centro Cultural La Pirámide a las 15:00 horas; los Cuartos de Final, en Casa de Orfeo el sábado 18 de noviembre a las 17:00 horas y la Semifinal y Gran Final, el sábado 16 de diciembre, en el Centro Cultural España a las19:00horas.

 

En esta décima emisión, que se realizará en homenaje a las poetas mexicanas Dolores Castro, María Elena Solórzano y Becky Rubinstein

 

 

María Elena Solórzano Carbajal, poeta y cronista de Azcapotzalco. Nace el 9 de abril de 1941 en la Cd. de Delicias Chihuahua. Profra. de Educ. Primaria,  Bióloga egresada de la Escuela Normal Superior de México, Lic. en Letras Hispánicas (UNAM).

Ejerce como profesora de primaria y secundaria en escuelas oficiales. Como profesora de Literatura en preparatorias particulares, como directora de escuelas oficiales y particulares. Jubilada por la SEP desde 1992.

CRÓNICA Y NARRATIVA

Ha participado en congresos y mesas redondas en diferentes instituciones.

Tiene varios libros publicados:

Barrio de San Lucas Atenco, Consejo de la Crónica de Azcapotzalco, México 1998,

Los oficios de los abuelos, FES ZARAGOZA, UNAM, México 2007.

Clavería Centenaria,  Info Editores, México 2010

Panteón Vecinal de San Juan Tlilhuacan, Edit. Nubes y arena, México 2011.

Hojas de otoño, Edit. Hojas del azar, Chihuahua, México, 2016.

Tiempo de Higos (Crónicas y relatos sobre la colonia San Álvaro), Edición de la Delegación Azcapotzalco, México 2016.

Incluida en más de 50 antologías y libros colectivos.

Dicta conferencias en Azcapotzalco y otras delegaciones.

 

POESÍA

22 POEMARIOS PUBLICADOS

Ecos, Piscis, México 1980. Poema inconcluso SOCE, México 1985. Arco iris de papel, Autor, México 1996. Sirimiris, Pluma del ganso, México 1997. Eterna amante, O.M, México 1997. En un rincón... Pluma del ganso, México 1998.  Trueque al alba, Praxis, México 1999. Miradas del ayer, DIF., México 1999. Viento de obsidiana, aBrace, Uruguay 2000. Vestigios de luz, Cuadrilla de la lagartija, México 2002.  Círculo de Poesía (colectivo), aBrace, Uruguay 2003. Gruta de espejos, Papuras, México 2004.  Los cánticos del ángel, Urdimbre, México 2005. Salmo de Luz, Arden editoras, Cd. Delicias, Chi., México 2006. Los secretos del enebro, Tinta Nueva, México 2007.Arena Luminosa, LA TANDA Colectivo Cultural Morelia, México 2007. Fridamariposa, TINTANUEVA 2007. Los transtextuales en México, Urdimbre de Conjuros, Literalia Editores, México 2009. Peces de ceniza y vidrio, Versodestierro editores, México 2013. Los enigmas de la Esfinge, Tintanueva, México 2014.

Incluida en diversas antologías nacionales como internacionales.

Ha obtenido varios premios tanto en México como en el extranjero, el más importante:

La presea COATLICUE otorgada por COMUARTE Internacional  (Colectivo de mujeres en la Música. A.C- Coordinadora de Internacional de Mujeres en el Arte)  el 29 de marzo de 2014.

NARRATIVA

Miembro de la Asociación de Cronistas del D.F. y Z.C.y del Consejo de la Crónica de Azcapotzalco. AUTORA DE: San Lucas Atenco México 1991 Cuéntame tu milagro, Bienal Guadalupana, México 1997.  Los oficios de los abuelos, FES Zaragoza, México 2010 .Clavería Centenaria, Info Editores, México 2011. Cementerio Vecinal de San Juan, Nubes y arena, México 2011. Por el sendero de las hormigas, Nubes y arena, México. .

PUBLICACIONES COLECTIVAS: Miscelánea I, II, III, IV Voceo de sombra, UNAM, FES, Zaragoza, México 2008, 2009, 2010, 2011.  Memorias 5ªy 6ª reunión RMECF A.C., México 2008, Abrevadero de Dinosaurios, Cofradía de Coyotes, México 2008.  La travesía, Entrópico, México 2009. Danzando en el espejo, Entrópico, México 2010.  Seis conjuros en un  pentagrama, Morgana Editoras, México 2010. Cuarenta esquirlas al aire, Verso destierro y Ediciones Andora, México 2011. Silueta, Entrópico, México 2011. Crónicas de la ciudad (Agustín Guerrero Castillo, compilador). LXI Legislatura, Cámara de diputados, PRD. México 2011. Memoria de los encuentros de Cronistas en Culhuacan. D.F, SEDEREC, Asociación por el rescate histórico y cultural de Culhuacan. México 2012. Lo que en elcorazón está,por la boca sale…, publicaciones IPN, México 2012. PREMIOS DE NARRATIVA EN MÉXICO Y EN EL EXTRANJERO.

La Asociación de Cronistas de la Ciudad de México y ZC. Le otorga la Presea COYOLHUAQUI  como cronista emérita el 19 de marzo  de 2014.

 

 

Becky Rubinstein,  Ciudad de México 8 de diciembre l948. Poeta, maestra, traductora (inglés, hebreo, idish al español), periodista cultural, dramaturga, ensayista,escritora y promotora de Literatura Infantil y Juvenil; Licenciada en Lengua y Literatura Hispánicas y  Maestra en  Literatura  Española (UNAM); Doctora en Letras Modernas (UIA ).

Con una obra extensa, ha publicado --en el país y en el extranjero:-- dentro del género poético: Máscaras para la luna (l986), De caperuzas cotidianas (l99l) , Caballero de polvoso azul y El vientre de Pandora (l993), Coro de encajes (l993), Vitrales (l993), Lentejuelas negras (l994), Hijas de la rueca (l994), Arlequina a medio maquillaje (l996), De lunas ebrias (l996), Aguadora enorme (l997), Cuéntame una de vaqueros (l999),  En el ojo de un tintero (2000), ¿De quién es tu voluntad? (2000), Cantar de cantar (2001), Teatro de sombras (2003), Entre la piel de una manzana (2003), El baúl de la noche (2005), Toro aciago (2006), Diego y yo (2007), Morada de musiérnagas (2008 y 2011), Mar de obsesiones (2008), Cruceros crónicos (2008), Princesas sin reino (2013), Las que usan sombrero (2014) , Secrecía de cocina y alcoba  (2014) y Hostal de memoriosos (2016 ).

Aparece en diversas antologías, como Divinas Mutantes (1996), Poetas sin Fronteras (2000),  Poetas de México  en la Pirámide (2004),  35 Poetas Mexicanos (2005), Trilogía Poética de la Mujeres en Hispanoamérica, Pícaras, Místicas y Rebeldes, tomo III (2004), Mujeres Poetas de México; Antología Poética 1940-1865 (2008) y Literatura judía latinoamericana (2013), entre otras.

En calidad de ensayista y poeta aparece; en Ovaciones, El Sol de México, El Universal Gráfico, El Búho (Excélsior), El Nacional, Novedades, 1900: Un Periódico en la Cultura, La Jornada. En Revistas; Périodico de Poesía, Punto de Partida, Alforja, Algarabía, Plural, Blanco Móvil, El Cocodrilo Poeta, Casa del Tiempo, La Casa Grande, Tribuna de Cultura (España) , Revista Norte, Hoy!, Légere,  Hojas de Sal, Horizontes, Pasto Verde, Castálida, Foro, Oisdrukn, Maises de la Kehile. En revistas virtuales, como: La Cometa, Enlace Judío, Intelecto Hebreo y Cuatrogatos (Miami).

Entre sus reconocimientos se cuentan: El Premio Nacional Juan de la Cabada, por un Un árbol gatológico (1988), La Medalla Gabino Barreda al Mérito Universitario  (1982 ) , La Presea Sor Juana (1991) y La Venera de Bronce, en categoría Ensayo (l99O). Premio Misael Valentino, por Teatro de sombras (2004), Octavo Premio Nacional de Poesía Tinta Nueva-Conaculta, por Toro aciago (2006), Premio  Misael Valentino por su obra  (Habana, Cuba, 2011) , El Premio Nacional de Poesía José Muñoz Cota, por Hostal de memoriosos (2016).                        Actualmente es miembro del PEN CLUB (México);  APEIM  y  SCBW .

Su obra para niños se encuentra en: Trillas, Porrúa, Alfaguara, Santillana, SITESA, Pearson,  Panamericana (Colombia), Colihue (Argentina),  Librosparaimaginar,  Yosileoeditores, Fernández Editores,  MAP, Amaquemecan, etcétera.

 

 

 

  

 

Dolores Castro Varela

(Aguascalientes, Aguascalientes, 12 de abril de 1923). Poeta galardonada, narradora, ensayista y crítica literaria mexicana. Ha sido profesora de literatura en la Universidad Autónoma de México la Universidad Iberoamericana, y en las escuelas de Bellas Artes de Veracruz, Cuernavaca, Estado de México, la Escuela de Escritores de la SOGEM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, entre otras instituciones. Fue fundadora de Radio UNAM y productora de programas radiofónicos. También condujo el programa Poetas de México en el Canal 11 con Alejandro Avilés. Colaboró en la dirección de Difusión Cultural de la Universidad. Fungió como redactora jefa y colaboradora de Barcos de Papel. Fue miembro del consejo de redacción de Suma Bibliográfica. Fuensanta, La Palabra y El Hombre, Nivel, Poesía de América, Suma Bibliográfica, y Revista de la UIA. SU poemario ¿Qué es lo vivido? Obtuvo el Premio Nacional de Poesía de Mazatlán en 1980. Ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Literatura y Lingüística, 2014. En 2008, el INBA le rindió un homenaje por sus 85 años de vida. En 2014, el INBA le rindió homenaje con la presentación editorial Dolores Castro, 90 años: palabra y tiempo.1​ Ha sido durante décadas maestra de muchas generaciones de poetas. Formó también parte del grupo Ocho Poetas Mexicanos, integrado por Alejandro Avilés, Roberto Cabral del Hoyo, Javier Peñalosa, Honorato Magaloni Duarte, Efrén Hernández, Octavio Novaro y Rosario Castellanos.Dolores Castro Varela (Aguascalientes, Aguascalientes, 12 de abril de 1923). Poeta galardonada, narradora, ensayista y crítica literaria mexicana. Ha sido profesora de literatura en la Universidad Autónoma de México la Universidad Iberoamericana, y en las escuelas de Bellas Artes de Veracruz, Cuernavaca, Estado de México, la Escuela de Escritores de la SOGEM y la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, entre otras instituciones. Fue fundadora de Radio UNAM y productora de programas radiofónicos. También condujo el programa Poetas de México en el Canal 11 con Alejandro Avilés. Colaboró en la dirección de Difusión Cultural de la Universidad. Fungió como redactora jefa y colaboradora de Barcos de Papel. Fue miembro del consejo de redacción de Suma Bibliográfica. Fuensanta, La Palabra y El Hombre, Nivel, Poesía de América, Suma Bibliográfica, y Revista de la UIA. SU poemario ¿Qué es lo vivido? Obtuvo el Premio Nacional de Poesía de Mazatlán en 1980. Ganó el Premio Nacional de Ciencias y Artes en Literatura y Lingüística, 2014. En 2008, el INBA le rindió un homenaje por sus 85 años de vida. En 2014, el INBA le rindió homenaje con la presentación editorial Dolores Castro, 90 años: palabra y tiempo.1​ Ha sido durante décadas maestra de muchas generaciones de poetas. Formó también parte del grupo Ocho Poetas Mexicanos, integrado por Alejandro Avilés, Roberto Cabral del Hoyo, Javier Peñalosa, Honorato Magaloni Duarte, Efrén Hernández, Octavio Novaro y Rosario Castellanos.

 

La gran Final es en el Centro Cultural España el 16 de diciembre a las 19:00horas

donde cantará el dueto "Girl"

 

coordinadores: Dunia Calderón, Hortensia Carrasco, Joe de la Rosa, Daniel Olivares Viniegra y Adriana Tafoya

 

 

 

 

Humo Sólido

Marizela Ríos Toledo

Cuando ya todo esté prohibido

 

 

Desvelo

 

 

Dos de la mañana

padezco insomnio

las causas perdidas que he olvidado

saltan del sexto sentido

no como concentración

de gran carisma

que me protege del dolor

sin importar los límites

Son masas de sombras

untan odio en mi horario

son llagas que respiro

En algún lugar de mis ojos

se hacen tempestad

porque no hay palabras correctas

ni sudores que conjuren o evaporen

sus sensaciones amargas

no hay propuesta que las subaste

mientras aguardo el perdón del día.


 

Sin disyuntiva

 

 

Estepa

llanura que ruedo

rueda sobre mí

punza como clavo

me punza

Se revela en el ojo

en el tímpano de la oreja

Habita mi intimidad…

las ilusiones peligrosas que camino

y son guarida de fantasmas

con mis manos

Rezo en un tiempo sin volumen

el tiempo explota

se recicla en posesión

de mis debilidades

al borde de la religiosidad

y de mis vidas anteriores

en el flujo de destinos ajenos

El clavo punza mis pies como un

                               pájaro hambriento

sesga el camino que se hace polvo

 en huesos como ramas

Sin ocaso bebemos café

como amigos

la libertad no espera

en alto la palidez de la luna

el clavo permanece.

***

 


 

 

Desarraigo

 

 

Destierro el sentimentalismo

deja cicatrices

y soy hormiga

soporto las toneladas que pesa el corazón

y disfruto como en juguetería

la chispa del sinsentido

en la tortura de la noche

 y el olor del humo

Quiero que la palabra transite

y no aterrice en un

infierno de ángeles

o en la primera idea del saco roto

de lo eterno

En el camino de la interrogación

hay bestialidad

Sin cuidado por las reglas

aporto mi grano de arena

al sufrimiento.

***

 

Artilugios

 

La vida nunca es la misma

y me agota cuando no la vivo

como una canción que tarareas

no memorizas su letra

y el mensaje no lo entiendes

De nuevo la repites

y lo haces sin saber por qué

o no hay otra opción para

pasar las horas

y apuestas al día siguiente

que no la escucharás

por necesidad de rebeldía

En tu tiempo libre

de realidad y ficción

avergonzado de tu soledad

y de ilusiones preocupantes

cuando no son verdaderas

tarareas de nuevo la misma canción

como respuesta al aburrimiento

como antídoto para tu vacío

y haces lo mismo que los demás

aprendes del odio y la hipocresía

te engañas y sueltas la desesperanza

en algún transporte o una broma

que no te permita sentir miedo

cuando te rompan el corazón

a la altura de tus alas.

***

Sentido común

 

 

Me aligero

no lidio inútil

por lo que quiero descubrir

Cada etapa es una rueda

de la fortuna

En su estructura hace nido

la muerte chiquita

Y son parodia de sentimientos

sus horizontes sin semilla

Mi historia acosa la imaginación

y no quiero que sueños feroces

ladren a la torre de Babel

Me visualizo en extraños principios

Los sorteo sin sorpresas

que causen escalofrío

o que recuperen en un agujero

       el tiempo que está

a punto de perderse.

***

Infancia

Eras el tiempo de mis

horrores nocturnos

Te he vivido inconveniente

y soy audaz cuando te creo

y no me escondo

A veces olvido por falta de locura

que no te condeno

te revisto de pureza y simplicidad

y pienso que los demás

hacen lo mismo

quieren creer que eres

estancia prevista

que nos ennoblece

y yo quiero creer que creo

En los primeros años encontré

la noche

como referente de la eternidad

y me aburrí de su cinismo

Había en la casa secretos

hice un himno con ellos

lo canto cuando pienso

en el amor verdadero

y mi estado de ánimo no cambia

Las horas bailan sobre alfileres

con el disfraz del albedrío.

***

 

 

¿Quién es Roberto López Moreno?

En siete palabras

 

En santiago de chile conocí y establecí amistad con Nicanor Parra, para muchos el ultimo poeta de la vanguardia latinoamericana. Para mí el gran poeta de la vanguardia es Roberto López Moreno, su obra en conjunto está signada por las búsquedas técnicas y formarles, esto se traduce en su propuesta actual El poemural, invito a los estudiosos de la literatura y a las instituciones culturales, a mirar con atención su discurso literario.

Mario Nandayapa


 

 

 

Roberto López Moreno ha llegado a esta segunda década del siglo XXI como uno de los poetas vivos de mayor importancia en Chiapas. Ha experimentado todo en poesía, tanto en prosa como en verso. En su obra podemos encontrar desde las formas clásicas como el soneto hasta las más innovadoras formas poéticas como las ecuaciones matemáticas o como la poesía negro-antillana, entre otras.

Marisa Trejo Sirvent

 



 

Creo que uno de los grandes descubrimientos de esta obra poética, es que se puede ser enormemente genuino y autentico como escritor mexicano sin por ello dejar de ser en el sentido fuerte de la palabra, un escritor necesariamente latinoamericano. La guerra de Roberto López Moreno se da en el lenguaje y con el lenguaje. Es una guerra diurna y solar, una guerra florida.

Adolfo Castañon


 

 

 

 

Para Solís Arenazas, Roberto López Moreno coincide con Vicente Huidobro, en tres puntos: primero, no se trata de una postura meramente contemplativa frente a la naturaleza. Segundo: tiene una pretensión creadora mediante el impulso vital del colibrí que genera al mundo. Tercero: no hay ruptura radical con la naturaleza si no un canto a ella que se ofrece como una alabanza.

Ricardo Cuellar


 

 

 

 

Su libro, ¿como llamarlo?, sorprendente y abrumador, porque tiene tantas sorpresas como exigencias, y se ve que Ud. Tiene una Concepción de la poesía que ya no es usual, cuya ambición podría, incluso, parecer excesiva tanto por la fe en el lenguaje como por el apetito incorporador de esos poemas. Quiero decir que es un tomo para leerlo despacio y a sorbos, a pesar de que lleva urgencias de comunicar y sed fluvial.

Julio Ortega


 

 

 

 

Si tomamos en cuenta la lucida aseveración de Julio Cortazar de que: “me parece absurdo el escritor que hereda el lenguaje de su generación anterior y de la tradición y escribe siempre dentro de los mismos moldes usando la misma adjetivación, la misma forma, el mismo estilo”. Nos es dable asentar que ni Sabines ni los “espigos” son conservadores y conformistas en relación con el modus dicendi o con el lenguaje que ponen a cantar. Pero soy de la opinión de que ninguno trae consigo una subversión idiomática del alcance y del carácter de la de Roberto López Moreno. No es un escritor que pertenezca a un grupo afín o a una generación más o menos estructurada, como pueden ser los modernistas, los contemporáneos, los “espigos” o los poeticistas, sino una voz solitaria, personal, irremplazable.

Enrique González Rojo


 

 

 

 

 

 

La escritura poética de Roberto López Moreno, nos remite a un alto poeta inserto en la tradición más relevante de nuestra lírica latinoamericana. Hoy nuevamente lo sostengo: Roberto López Moreno es un poeta necesario para nuestra poesía: imprescindible linaje natural.

Daniel Tellez

Primer encuentro de poetas

“ DE AMORES Y OTROS SABORES”

 

         

 

 

 

Arte gráfico Marcin Owczarek

 

X Premio de Poesía León 2017

EL INSOMNE ES UN ANIMAL

QUE BLASFEMA

Marco Ornelas

 

 

De noche

el absurdo resplandece con la luna.

El insomne es un animal que blasfema,

un lobo amarillo

que aúlla entre salmos.

El grito intenta escapar,

salir tras el Ave Ilusión:

buscar en los orígenes

la melodía de las mariposas.

 

 

 

 

 

 

Ante el cielo displicente

la ternura se vuelve odio,

relámpago

que calcina los sueños.

Mundo amargo

donde los ojos son

el espejo de las calamidades,

donde el niño

envejece al lado del rosal,

que con los días,

no alcanza la redención y se marchita

junto a los condenados.

 

 

Lejos,

donde nada se toca,

y la delgada luz de la tarde en su interior no alcanza

el brillo de la memoria que desgastado,

duele.

Duele como si los rostros amados

desaparecieran.

Como si en el último cuarto,

el niño quisiera escapar de su nombre.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[i] Marco Ornelas. Escritor. Fue seleccionado para la antología "Ocho voces de Guanajuato", publicada por la Universidad Iberoamericana, plantel León (2000). Becario del Instituto Estatal de la Cultura de Gto., en el área de literatura, "jóvenes creadores (2001)". La editorial Azafrán y Cinabrio publicó su libro de ensayos: "El mito de Proteo (2008)". Obtuvo Mención Honorífica en el concurso de "Poesía libre León, Gto (2009)". Asistió al taller de poesía "Aprendiz de Brujo" con el poeta Sergio Mondragón en (2010). En (2011), la editorial San Roque en conjunto con Los Otros libros, publicaron su libro de poesía "El concierto Reconciliatorio". En (2011) La editorial La Rana de Guanajuato, publicó su poemario: "Variaciones (y dispersiones) de la voz alcanzando el tono. En (2013)". La Universidad Iberoamericana, León, publicó uno de sus cuentos en la antología "Poquito porque es bendito". Obtuvo el primer lugar en el "Torneo de poesía Guanajuato 2014 (Adversario en el cuadrilátero)". Cuenta con 7 publicaciones: (tres antologías y 4 de su autoría). Ha colaborado para las revistas nacionales: "Replicante", "Periódico de poesía", "Punto de partida en línea (UNAM)" y "Círculo de poesía". 

 

Humo Sólido 9. Decir la imagen

El número 9 de Humo Sólido marca un momento de alta importancia en la historia (breve pero intensa) de esta hoja de poesía. Es un número que nos marca por dos cosas: primera, porque Mónica Martz es la primera mujer publicada en la hoja; y segunda, porque el propósito que los editores, en conjunción con poetas y fotógrafos invitados (Yuri Valecillo, Érick Marvaz, Rogelio Cruz, Beatriz González, Chay Martínez y Ana Karen Jiménez, entre estos últimos) se han esforzado en estructurar, es ya un logro visible. Estamos, pues, ante un producto que logra la cohesión poético-fotográfica.

Al respecto, no nos resulta ocioso repetir que Humo Sólido es un poemario reproducido cinco mil veces y que por tanto existen también cinco mil copias de una fotografía que golpea visualmente a más un lector por hoja. Ahora, por ejemplo, el juego del espejismo en la fotografía de Bruno Bresani, da testimonio de lo visible y lo invisible: Martz se mira en el humo y lo que está delante, lo que no está frente al objetivo pero que el objetivo sí ve, responde. La imagen, luego, es un diálogo entre el sujeto y su entorno. Una fotografía que me habla de lo desconocido oculto en lo obvio y de lo conocido enrarecido.

Hablando ahora de los poemas de Mónica Martz: “Gracia primera”, poema inaugural de esta edición, vuelve a lo que hemos reconocido en la primera cara de la hoja, y advierte sobre la ruta que seguirán los textos que el lector está comenzando. llumina un acantilado tormentoso: tormentoso de agua y tormentoso de sombra; sombra como tejido de lianas. Posteriormente, Martz avanza a “otra” locación de reposo. Así dos reposos se tejen también, el ya enunciado y el que sugiere “Nimbus” (segundo poema): el “hotel de espesor de miedo”, sitio donde el sueño siempre ha sido resguardado y donde el tiempo tarda en escurrirse. El letargo, la resaca, la lenta comprensión de un cuarto habitado tantos años. Otra vez el agua; el agua siempre. El flujo. El trayecto. Martz concluye: "debi ser volcán / imperceptible ". Una nota sobre el espejo para pensar todo lo que pudo haber sido abrasado por nuestro incendio.

Cuando leo los dos últimos poemas caigo empero en una trampa o caigo una vez en algo en lo que ya había caído: al comentar el número 5 de Humo Sólido, en el cual el poeta invitado es Roberto López Moreno, yo proponía que el arte más visual es la poesía. Hoy, con la breve muestra del trabajo de Mónica Martz lo reafirmo. Analizar sus  poemas obliga a un ejercicio casi fotográfico. En XXX, por ejemplo, la imagen dice: "palpar tu triángulo (equilátero) / aspirar los espectros de tus vidas". Una imagen de Dios consumiendo la vida humana, la vida nacida de ella y aspirada por lo supremo. Y así cada verso.

Tarkosvki decía que lo que nos hace a imagen y semejanza de Dios es la capacidad de creación. Reitero por ello que la poesía es un ejercicio divino. Quizá el ejercicio más cercano a la Imagen (así con mayúscula). Esta selección de poemas de Martz nos acerca hacia una animación, una entrega de vida a la palabra, que la poeta otorga también a los elementos con los que cuenta para que avancen y caigan. La experimentación es evidente. Los recursos líricos no son anticuados y hasta podría decirse que son refrescantes para el objetivo de la propia Martz que -me aventuraré a decirlo- es invitarnos a ser conscientes de la vibración de lo que nos rodea y de nosotros mismos; es decir: del dialogo de los átomos y del dialogo del espíritu con el espíritu.

Cristian Galicia // CDMX 2017

Humo Sólido no. 09 // Cuando ya todo esté prohibido // Ciudad de México, enero-febrero 2017

Gracia primera

en el principio

había lianas y ramas

las sentía por primera vez

forcejeaba

para no colgarme de ellas

dividían el acantilado

del centro

donde todo nace

entre ellas:

espesor

oscuridad

tormenta

una gracia densa

ahí me posaba

siempre he sido

una mujer de espaldas

²

Nimbus

Desperté

en un cuarto

de hotel

ya sin equipaje

tantos años dormida

llovía

la cama suntuosa

flotar

en aquel cuadrado

donde los sueños

te alcanzan

con sus brazos

debí ser volcán

imperceptible.

ª

X-X-X

despójate de la blusa

dijo Dios

deja caer los botones descalcificados

quiero lamer el equinoccio de tu pecas

hundir las espadas de mis dedos entre tus costillas

vasta cumbre de anís

palpar tu triángulo (equilátero)

aspirar los espectros de tus vidas

como hiena

como higuera

rasgar el esmalte de tus huesos

porvenir incierto

crepúsculo

escalera tomada desde abajo

la canción del cielo

aullaba noche

me consumió

y fui malaquita punzante

y sociedad en extinción

escarpa fragmentada

gran raíz

en una hoja blanca de cielo habilité para ti:

puerta sin cerradura

zapatos sin nunca andar

para que entres vacía, avanzando sin pasos

y estés presente

en la masacre de tu propia vanidad

soy Dios

lluevo desnudez

no te miro, te penetro

retiro tu cáscara

miro tu permanente anochecer

en tu baño de vapor lúcido

en la ilusión absurda

de que tengas alma

en la nula lealtad que ofrece tu sombra

dejo que las partículas

de mis huesos astillados

se lleven tus decepciones

los jadeos de tu volcán

las contorsiones de tu alma

el silencio

         avanza

la greda

se convierte

         en nuestro final.

Consumación

vergüenza y destierro

pecho encarcelado

liberación : respiración

dimensión naturalista

cerraduras a oscuras

piso levantado

acceso denegado

¿por qué no tengo alas?

no tocar

tomar posesión

el pasado duerme ahí

árbol de higos seco

lo que se esconde

lo que puedo rescatar

clarividencia

afrontar el peligro

olvidar la razón

aguas estancadas

caminar digno

delineador negro

como presa que contiene

inmersión

abstracción

deleite

patas de palo

rocas de lava comunicantes

bardas etéreas

ira contenida

ojos de sabueso

autohumillación

escalofríos

pasos que concluyen

dios que observa

demonios caritativos

nubes de llanto que suspira

números escondidos

el amor palpita

el amor salva

el amor llama a soñar

campana que despierta

el amor y la infancia

vendas y suero

examen de conciencia

el amor dentro de un tronco

el tronco siempre vivo

el tronco salvavidas

como última imagen

al entregar el cuerpo.

Mónica

Martz

Humo Sólido: Cuando ya todo esté prohibido // Coordinación: Mario Guzmán - Daniel Olivares// Redacción: Cristian Galicia // Colectivo de colaboradores: Jesús Garrido, Carlos Yusti, Roberto López Moreno, David H. Rambo, Ulises Zamora, Uriel Reyes Deloya // Yuri Valecillo, Beatriz González Lezama, Chay Martínez, Érick Marváz, Rogelio Cruz, Karen Jiménez.


[1] [1]Humo Sólido: cuando ya todo esté prohibido. Coordinación: Mario Guzmán / Daniel Olivares. // Poeta número 9: Mónica Martz/ Fotógrafo Bruno Bresani.

 

Página 1 de 4

Invitados en línea

Hay 6476 invitados y ningún miembro en línea